Cuando llegó nadie…

Cuando llegó nadie imaginaba cómo sería. Inspiraba ternura y molestaba al mismo tiempo. Luego se supo que portaba una herencia algo pesada; un rasgo difícil de manejar, sobre todo por él. Además su apariencia no convalidaba esa cualidad. Al contrario, gozaba de una apariencia especialmente agradable. Más allá de su proporcionalidad o color, impresionaba con […]

Continuar Leyendo...